Agradeciendo los espinos…

Era víspera del Día de Acción de Gracias.

Pero Sandra se sentía muy infeliz cuando  entró en la florería. Su hijo estaría naciendo si no lo hubiese perdido en un accidente de automóvil… Lamentaba mucho su pérdida.

No bastando éso, aún había posibilidad de que su marido sea transferido del trabajo. Y para  completar, su hermana canceló la visita que le haría en el próximo feriado…

Acción de Gracias? Agradecer qué? se  preguntó

Una amiga  tuvo el coraje de decir que el sufrimiento  era una dádiva de Dios, que hacía madurar y fortalecer…

Sus pensamientos fueron interrumpidos por la vendedora, diciendo:

– Quiere un arreglo tradicional o le gustaría  innovar con lo que yo llamo , Especial? Está buscando algo que realmente  demuestre gratitud en el Día de Acción de Gracias?

Sandra explicó que nada tenía para agradecer y la otra replicó, enfática:

– Pues tengo el arreglo perfecto para usted!.

En ese momento entró una cliente que vino a buscar su pedido:

un arreglo de follajes y largos y espinosos tallos de rosa. Todo muy bien arreglado, pero no había ninguna flor.

Sandra quedó pensando por qué alguien pagaría por tallos de rosa, sin flor.

– Éste es el “Especial”. Lo llamo  Buquet de Espinos de Acción de Gracias –  explicó la vendedora.

– Pero qué la llevó a crear el buquet de espinas? – preguntó Sandra.

– Aprendí a ser agradecida por las espinas…  Siempre agradecí a Dios por las buenas cosas en mi vida y     nunca le pregunté por qué esas buenas cosas sucedían.

Pero cuando vinieron cosas malas, yo lloré y grité: “POR QUÉ? POR QUÉ YO?!”.

Demoré para aprender que los tiempos difíciles son importantes para  nuestra fe y nuestro fortalecimiento. Delante de las dificultades nos aproximamos a Dios y valorizamos la vida y sus buenos momentos.

Sandra recordó lo que su amiga le había dicho, y exclamó:
– Perdí a mi bebé y estoy enojada con Dios…

En ese momento entró un hombre  en el negocio, que también venía a buscar un arreglo de tallos espinosos.

– Ésto es para su esposa? – preguntó Sandra, incrédula. Pero por qué ella quiere un buquet como ése?

–  Mi esposa y yo casi nos divorciamos, pero con la gracia de Dios, nosotros enfrentamos problema tras problema y salvamos nuestro matrimonio. El arreglo Especial nos recuerda los tiempos “espinosos”. Etiquetamos cada tallo con uno de los problemas enfrentados y damos gracias por lo que El nos enseñó. Yo le recomiendo el arreglo Especial!

– No sé si puedo ser agradecida por los espinos en mi vida. Es todo tan reciente…

La vendedora respondió, cariñosamente:

–  Mi experiencia me mostró que los espinos vuelven a las rosas más preciosas. Apreciamos más el cuidado providencial de Dios durante los problemas que en cualquier otro tiempo.

Lágrimas rodaron por la cara de Sandra.

– Llevaré una docena de estos tallos largos y llenos de espinas, por favor. Cuánto le debo?

 – Nada. Nada además de la promesa de que permitirá que Dios cure su corazón. El primer arreglo es siempre por mi cuenta.

La vendedora sonrió y Le pasó una tarjeta a Sandra.

– Colocaré esta tarjeta en su arreglo, pero tal vez usted quiera leerlo primero.

Y Sandra leyó:

“Mi Dios, yo nunca agradecí por mis espinas. Yo agradecí mil veces por mis rosas, pero nunca por mis espinas. Enséñame el valor de mis espinas.  Muéstrame que, a través de mis lágrimas, los colores de Tu arco iris son mucho más brillantes.”

——————–

Nadie dijo que sería fácil superar los problemas o las crisis o las pruebas o los malos momentos… sin embargo, sabemos que no estamos solos, Dios es nuestro amparo y fortaleza en medio de la tribulación, nuestra Roca Fuerte, nuestro Refugio, nuestro Castillo y bajo Sus alas siempre estamos seguros! Nunca lo olvides, dice Su palabra en Filipenses 4:6, 7 “No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús”.

akc🙂

This entry was posted in Consejos Utiles, Mensajes / Messages, Palabra de Vida / Word of Life and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s