AUNQUE LA HIGUERA NO FLOREZCA…

AUNQUE LA HIGUERA NO FLOREZCA…

Los últimos versos del libro de Habacuc (3:17-18) dicen así: “aunque la higuera no florezca ni en sus vides haya frutos, aunque falte el producto del olivo y los labrados no den mantenimiento, aunque las ovejas sean quitadas de la majada y no haya vacas en los corrales, con todo, yo me alegraré en el Señor, me gozaré en el Dios de mi salvación”.

Últimamente he meditado muchísimo en este verso… no es fácil alegrarse y gozarse cuando todo parece estar alrevés, hay tantas situaciones que pudieran guiarnos a estar en crisis, como inestabilidad financiera, muerte de un familiar muy cercano, problemas de pareja o con los hijos, etc… hoy quisiera compartir algo que solo ahora soy capaz de hacer sin lagrimas en los ojos y con la profunda paz que solo el Creador puede dar.

Por algunos años mi esposo y yo hemos tratado de tener hijos, sin embargo por alguna razón que desconocemos esto no ha sido posible, todos los resultados de nuestros exámenes han sido normales, somos sanos y fuertes, sin embargo el milagro no ocurre.

En la antigüedad mujeres que no eran capaces de concebir eran rechazadas por la sociedad, hasta sus esposos podían divorciarse y abandonarlas con esa excusa… gracias a Dios no viví en esa época ni en esas culturas. Hoy en día, las mujeres son libres de decidir cuando tener hijos o si quieren tenerlos y para muchas tener hijos ya no es una prioridad.

Sin embargo, en mi caso… el deseo de ser madre era algo natural, algo que formaba parte de mí ser interior, un destino, casi un propósito divino… así de importante era para mí! Se podrán imaginar como me sentí cuando recibí la amarga y desgarradora noticia de una perdida, un hijito que pudo haber sido pero no fue… y el dolor se acrecentó aún más cuando la noticia fue recibida una y otra vez… bebitos que por alguna razón desconocida se iban, mi corazón se lleno de angustia, de frustración, de una tristeza difícil de explicar y ante la perdida de cada uno de mis hijitos la desesperanza se quiso apoderar de mi. Muchas fueron las lagrimas derramadas, los momentos tristes, las quejas y los reclamos hacia Dios… hasta dude de su bondad y amor!

Por meses mi vida pendió de un hilo, cada mes era un ‘tal vez’, mis metas quedaron congeladas en el tiempo mientras que tener un bebé de una u otra forma se iba convirtiendo en la prioridad número uno… más importante que Dios y la familia… casi una obsesión, es triste reconocer que permití que mi vida interna se fuera consumiendo y amargando aunque trataba de aparentar alegría y felicidad por fuera.

Cada situación en la vida nos ofrece dos alternativas y es tu decisión, tu responsabilidad escoger una de ellas y sufrir o disfrutar de sus consecuencias. En mi caso tuve que tomar una decisión entre hundirme en la depresión o salir airosa de esta prueba.

Quienes me conocen saben que darme por vencida no es una opción… sin embargo llegar al punto de tomar una decisión no fue fácil, no… para nada! Fue un arduo caminar de renuncia y entrega, una lucha constante del día a día en contra de toda clase de pensamientos, recuerdos y sentimientos. A veces pienso que el peor enemigo que uno puede tener es uno mismo!

Mi angustia termino el día en que enfrente una posible realidad, tuve que preguntarme: y que si Dios nunca me permite tener hijos biológicos? Que tal si siempre seré tía y no mamá? Dejare de alabarle por eso? NO! Dejare que mi alma caiga en la depresión y en el abandono? NO! Me hundiré en la desesperación? NO! Dejara Dios de ser bueno y lleno de misericordia? NO! Dejara de ser su voluntad perfecta y buena? NO! NO! NO!

Simplemente no podía permitir que esa situación guiara mi vida y determinara mi destino! Al tomar la decisión de alegrarme en el Señor a pesar de que esta higuera (yo) no diera frutos fue el comienzo de una vida más fortalecida y victoriosa. La clave está en alabar a Dios aunque lo que te den ganas sea de quejarte…

Doy gracias a Dios por la fortaleza recibida durante estos años (sobretodo por su paciencia!!) y por el maravilloso regalo que es mi amado esposo que durante todo este tiempo ha estado a mi lado para alentarme, amarme, consentirme y animarme a seguir hacia adelante. (Por supuesto mis padres, mis hermanos y cuñadas han estado allí también, al igual que mi amada prima Cristy quien conoce en carne propia los dolores y las tristezas que se viven al respecto) y al final de todo sólo puedo decir que soy bendecida!!

Hoy puedo decir con firmeza que no importa, yo sé que lo que sea que Dios haya planeado para mi es BUENO, aunque no entienda, aunque no sea exactamente lo que yo quiera, ni de la forma que yo quiera, ni cuando yo quiera, porque no se trata de mi… se trata de El, se trata de aprender a caminar en Fe, se trata de crecer y vencer, se trata de renunciar para hacer Su voluntad.

No importa cuan largo ha sido tu andar en el camino de la tristeza, la desilusión y el desconsuelo, nunca es demasiado tarde para cambiar de rumbo y volver tus ojos a aquel que lo sabe todo. Dios dice en su Palabra “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo” Isaías 41:13, que consuelo saber que no estamos solos!!!

Así que, cualquiera que sea la circunstancia que estés viviendo, cualquiera que sea la tristeza o la crisis… recuerda… es TU decisión rendirte y entregarle a El tus cargas y sin dudarlo recibirás el consuelo y la paz que tu corazón tanto necesita para seguir hacia adelante. No es fácil… pero es posible!

“Aunque la higuera no florezca ni en sus vides haya frutos…, con todo, yo me alegraré en el Señor, me gozaré en el Dios de mi salvación!!”

Dios te bendiga aun más!!

Alexandra Karina Rodriguez~Castro🙂

This entry was posted in Mis Articulos / My Articles and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to AUNQUE LA HIGUERA NO FLOREZCA…

  1. Jessy says:

    Kary es hermoso todo lo que aqui he leido, gracias por compartir algo tan especial y tan íntimo como todo lo aqui expresado!!!
    Es increíblemente hermoso encontrar a gente como tu, que con todo y todo, no pierde jamás su fé!
    Como tu dices hay veces que no entendemos porque Dios nos hace pasar por algunas pruebas que nos resultan dificiles, de comprender y de soportar, yo a Dios gracias tengo 4 hijos, sin embargo he pasado por otras pruebas y gracias a Dios considero que hasta ahorita he salido bien librada de ellas.
    Es un gusto conocerte Kary y sé que Dios te reconpensará!

    • Alexandra Karina says:

      Gracias Jessy por tus palabras y por tus buenos deseos, Dios es Fiel y Su tiempo es siempre perfecto🙂

  2. Alexandra says:

    Solo los que tenemos a Dios como centro en nuestras vidas podemos sentir esta paz en la aflicción, Él es nuestro consuelo. Dios sabe el por qué de las cosas…. lo he comprobado personalmente, cuando algo no sucede es por algo, somos sus hijos y nos protege… pero siempre nos guarda algo BUENO!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s